Hoy venimos a mostrar otro de nuestros proyectos exclusivos de diseño. Sí!! Dos días seguidos en el blog! Vamos a intentar poneros al día con las cositas que hemos estado (y que seguimos) haciendo, para que no os olvidéis de nosotras, porque a pesar de no actualizar todo lo que nos gustaría, seguimos trabajando y poniendo novedades en nuestro facebook y twitter.

El proyecto de hoy se trata de una fiesta de cumpleaños especial, porque es para un adulto. Normalmente estamos acostumbrados a centrar todas las atenciones y fiestas espectaculares en los más pequeños de la familia, pero cumplir 60 años también se merece una celebración única.


Ya sabéis que actulamente no montamos fiestas, como hicimos en el pasado. Pero esta fue una petición especial de una persona muy cercana a nosotras, y nos hizo mucha ilusión poder participar. La fiesta era una sorpresa para el cumpleañero y toda la organización fue clandestina lo que la hizo parecer aún más interesante jaja.

Para el catering contactamos con El Bollit, que cuenta con la labor del chef Evarist Miralles, que se encargaron además del montaje de las mesas. Era una fiesta íntima de unas 30 personas, por lo que dividimos a los invitados en 3 mesas de: esposos, esposas y solteros.



Para las mesas, preparamos indicativos de mesa (meseros) como hacemos en las bodas.


Preparamos una minuta para cada mesa, que se aguantaba por si misma.



Además colocamos en cada plaza una bengala y una caja de cerillas, para acompañar a la canción de cumpleaños feliz, al sacar la tarta. Además la cajita de cerillas podría servir de recuerdo para los asistentes, como si de un detalle de invitados se tratase.




Y la sección estrella de la fiesta fue el Candy Bar que preparamos siguiendo la estética de la fiesta y los gustos del cumpleañero.







Y como la fiesta era en verano, nada mejor para refrescar los cócteles o a uno mismo, que disfrutando de un Flash, que agradó a pequeños y grandes.




Durante la fiesta, los invitados podían firmar con su huella y dedicar unas palabras al cumpleañero, en un apartado que preparamos para la ocasión, y para ello preparamos uno de nuestros carteles de huellas






Para finalizar la fiesta se preparó una barra de bebidas y se amenizó la noche con un DJ. 


Una fiesta sencilla e íntima, pero no por ello exenta de detalles. Esperamos que os haya gustado.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada