Lolawonderfuleros estamos intentando poneros al día de la infinidad de trabajos que tenemos guardados en la recámara, hoy toca presentaros un regalo personalizado que ya anticipamos aquí.




Hace unos meses recibimos un mail de Raquel, que nos contactaba desde Málaga para encargarnos uno de nuestros regalos personalizados, no sabía que tipo de regalo quería, pero sí sabía lo que quería transmitir con él: el puro agradecimiento hacia una compañera de trabajo que la ayudó durante los meses de su embarazo.

Un regalo, un obsequio, un detalle... no tienen porqué siempre ser objetos, pero sí deberían representar un sentimiento, no hacerse sólo por obligación hacia un cumpleaños, aniversario, etc... Y en este caso Raquel quería un regalo muy especial para transmitir toda esa gratitud y positividad hacia una persona que la había ayudado, no importaba el día en el que lo diera, sino a quién se lo iba a dar.

Teniendo todo eso en cuenta, preparamos una bonita propuesta de pack personalizado para Ainhoa, la destinataria del regalo.


Ainhoa, al igual que Raquel, es maestra de primaria, así que quisimos preparar un pack ideal para disfrutar en su lugar de trabajo.

Personalizamos una taza de loza para que pudiera poner sus lápices o beber el café de las mañanas, con un diseño exclusivo que representaba a Raquel y su bebé dándole un mensaje a Ainhoa. Además añadimos un lápiz de textura aterciopelada que personalizamos con su nombre.



Siguiendo con la estética del pack y el diseño de los pájaros, elaboramos un marca-páginas, que podía usar para saber en qué lección se había quedado el día anterior.



Además de ser un regalo de agradecimiento, Raquel nos comentó que quería transmitirle a Ainhoa su apoyo, en estos momentos en los que la destinataria del regalo lo estaba pasando un poco mal. Así que preparamos un marco con una lámina positiva y personalizada que le transmitiera buena energía todas las mañanas.


Y para darle ese impulso positivo, nada mejor que una pequeña broma en forma de dulce bocado...


Un "gracias" sincero siempre es bien recibido, y si además tiene sabor a cítricos como esta cookie artesanal de chocolate blanco y limón de  Tarongina, aún se aprecia mejor ;)
Metimos todo en una cesta y empaquetamos para la ocasión.




Añadimos una etiqueta exterior con un mensaje para Ainhoa de parte de Raquel y su pequeño Leo.




Esperamos que a Ainhoa le gustara su regalo y que lo disfrute todos los días en su aula. Y también deseamos que guste a vosotros lolawonderfuleros, que paséis un buen día!!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada