Poco a poco vamos sacando del armario todas las fotos de trabajos que estamos almacenando y no nos da tiempo a colgar en el blog. Lolawonderfuleros, hoy os presentamos los elementos personalizados que preparamos para una boda celebrada en Tarragona hace un par de meses.



Sandra, la novia, nos conoció poco antes de la boda y nos contactó desde Madrid para encargarnos el proyecto de personalización de algunos aspectos de la ceremonia. 

Se iba a casar en Tarragona, de dónde es el novio, la localización de la ceremonia era el fantástico Castillo de Tamarit, y con una ubicación así el éxito estaba asegurado ;)


La boda se basada en el espíritu viajero de la pareja y también en las diversas nacionalidades de los asistentes a la boda.

Lo primero que preparamos fue el logotipo del evento, en este caso hicimos una especie de cuño de pasaporte con los nombres de los novios y la fecha de la ceremonia, para después aplicarlo al resto del diseño global de la boda.

Aunque en este caso no nos hayamos encargado de toda la identidad visual del evento, como entras bodas LW (ver aquí) sí que hemos seguido una coherencia global en el diseño de todo lo que nosotras preparamos.

Sandra que es otra de nuestras novias DIY (Do it yourself - Hazlo tú mismo) nos dijo que tenía pensado conseguir una maleta antigua para preparar el sitting (listado de invitados respecto a su lugar en las mesas) y además quería dar a cada mesa el nombre de una ciudad.

Así que preparamos los cartelitos del seating como si fueran visados antiguos, y le mandamos cordel y pincitas para que lo montara. Así quedó el resultado...


Nosotras no acudimos a la ceremonia si no que enviamos todo por mensajería al lugar, pero los novios nos han pasado algunas fotos que hicieron sus fotógrafos para que os podamos mostrar el resultado final (gracias chicos!).




Por otro lado preparamos los distintivos de las mesas. Los diseñamos como si se tratasen de carteles y señales de las calles, queríamos que se asemejaran a los carteles originales o que tuvieran representados algo característico de las ciudades.

En los carteles estaban escritos los nombres de cada ciudad, y éstos iban acompañados del texto "Bienvenidos a" en los diferentes idiomas que se hablaran en cada lugar.


Aprovechamos para explicar un poco nuestro proceso de personalización de este proyecto: tras sentarse las bases de la temática viajera y plantear un poco las ideas, comenzamos con el diseño de los elementos. Los novios querían que tuviese un estilo vintage por ello, pensamos en utilizar papel kraft además de un diseño retro.

Nos pasaron un listado de ciudades sobre el que trabajar y nosotras además de la opción de los carteles de las calles, propusimos también la idea de que los distintivos de mesa, fueran maletas con etiquetas de las ciudades, a continuación se ve el boceto.

Tras elegir finalmente basarnos sólo en los carteles de calles, fuimos preparando el diseño de cada "mesero". Pasamos los bocetos y pruebas a los novios, quiénes a su vez fueron modificando el listado definitivo de las ciudades, eliminando o sustituyendo algunas.


Nuestras personalizaciones dependen de las necesidades y gustos de cada cliente, por ello hacemos las correcciones pertinentes, según sus preferencias.


A continuación os mostramos algunos ejemplos de cómo quedaron los distintivos de mesa.






Preparamos los "meseros" con dos palitos en la estructura, porque estaban destinados a ubicarse en el centro floral de las mesas, y así se facilitaba la colocación en el seto central. Pero tras unas modificaciones posteriores se decidió colocarlos sobre un soporte, como veis a continuación.


Otros de los elementos que preparamos para la boda viajera, fueron unos carteles para un stand que prepararon los novios, con fotos de ellos y sus invitados. Instantáneas de su relación en común, por eso el texto "gracias por estos momentos".


Además preparamos un marco con instrucciones, para la mesa de firmas.


En esta ocasión también queremos reseñar, que muchas veces nuestra labor, no sólo se limita al diseño, si no que actuamos de asesores, ofreciendo en este caso varias posibilidades de marco, que combinaban con la estética global del evento.


Y finalmente, diseñamos también algunos elementos de la post-party. Para el atrezzo del photocall, los novios querían artículos que representarán varios de los países protagonistas de la ceremonia, y según las indicaciones de Sandra elaboramos "bocadillos de diálogo" en distintos idiomas y elementos típicos de algún país, como una peineta para representar a España.




Para la lona o póster del photocall, Sandra nos pidió que la ayudásemos modificando un diseño que le había hecho un amigo, usamos el skyline que ya tenían preparado y añadimos el estampado de damasco del diseño global, el logo de la boda y sus nombres.

Así de divertidos lucieron los novios y sus invitados, posando en el photocall.




Y así nos despedimos por hoy, con otra pareja de novios que quisieron tener un día lolawonderfulero.



Esperamos que os haya gustado!!!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada