Terminamos la semana, dejando de lado nuestros trabajos en Diseño "Events LW", y venimos con uno de nuestros regalos super-personalizados, ideal para disfrutar al aire libre. Y es que a pesar de que hemos cambiado de estación, las temperaturas aún acompañan, siendo el momento perfecto para sorprender al destinatario con una pequeña excursión.

Este es uno de los picnics que preparamos más recientemente, podéis ver más ejemplos en nuestra galería de facebook y que aún no hemos publicado en el blog.

El picnic puede llevarse al jardín, al parque, al monte, a la playa, el lugar no importa, como si montáis un picnic en la azotea de vuestro edificio... lo importante es el momento del disfrute y la compañía. 

En esta ocasión preparamos un picnic para celebrar el tercer aniversario de bodas de nuestra cliente. Tere nos volvió a contactar, desde Zaragoza, esta vez para pedirnos un regalo personalizado. Y decimos nos volvió a contactar, porque ella ya nos encargó los detalles de invitados para el bautizo de su pequeña Leire.



Nos encanta cuando nuestros clientes repiten con Lola Wonderful, porque nos confirma que han quedado satisfechos con lo que hacemos, así que preparamos este proyecto con un plus de ilusión. 

Como elemento principal del picnic, añadimos dos kits para personalizar cervezas, con las pegatinas y cordel. 


Añadimos también dos vasos de plástico coordinados con el diseño del pack. Y algunos aperitivos gourmet como los que usamos en los piscolabis personalizados. Todos los mensajes de los packaging tienen que ver con guiños a su relación de pareja, recuerdos personales, sus viajes y motes cariñosos.



Y como eran muy golosos también incluimos en el picnic algo dulce, como las mermeladas artesanales de Tarongina, que también incluyen nuestros desayunos personalizados, y que decoramos en especial para esta ocasión.


Y para untar la mermelada, tostadas de pasas y cuchillos mantequilleros, junto con bonitas servilletas etiquetadas.


Siguiendo con lo dulce, pusimos en la cesta dos chocolatinas personalizadas. Para tener un dulce recuerdo del chaparrón que cayó el día de su boda.


Y para finalizar con lo dulce, un kit Decora tu muffin como los de los Cumple para llevar.


Y celebrar un aniversario de casados, cuando el matrimonio tiene hijos como en este caso, lleva premio porque puedes celebrarlo con ellos. Así que al igual que en el picnic marinero en el que había un picnic baby, aquí pusimos algo especial para Leire que por entonces tenía 16 meses.


Un potito para que también tuviera su momento picnic, y unos globos para jugar con los papis.


La idea del picnic le gustó, porque había visto otros ejemplos de lo que habíamos preparado, pero quiso añadir también algunas fotos de los recuerdos de su relación pareja. Así que preparamos las fotos que nos pasó en formato Polaroid como hacemos en nuestros packs de cervezas, ver aquí y aquí, o en algunas cajas de regalo como esta y esta.


Metimos todo en una de nuestras cestitas de picnic mini que combinaba con el diseño que preparamos.


Finalmente empaquetamos con celofán y colocamos una etiqueta exterior, para que Tere le escribiera lo que quisiera a su marido, de puño y letra.


Sabemos por lo que nos contó Tere, que el picnic fue todo un éxito y que le encantó a su marido.

Esperamos que os haya gustado a vosotros también lolawonderfuleros y que ahora que vienen un par de días de descanso tengáis tiempo para una escapadita, si es de un picnic improvisado para sorprender a alguien, mejor que mejor. Que paséis un buen fin de semana!!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada